domingo, 12 de enero de 2014

Cuando un amigo se va...

"La muerte no nos roba los seres amados. 
Al contrario, nos los guarda y nos los 
inmortaliza en el recuerdo".
(François Mauriac, escritor francés)

Más allá de la gran verdad que esconde la frase del Premio Nobel de Literatura en 1952, no podemos menos que sentir un profundo dolor por la muerte de Rubén Atilio Vargas, el popular 'Tata', tal lo conocíamos los ayacuchenses, acaecida en el día de hoy a la edad de 68 años.

De andar cansino y charla pausada, 'Tata' fue, es y será un referente obligado de nuestro fútbol. No precisó de grandes actuaciones -que las tuvo- dentro de una cancha para trascender en el ambiente futbolero local. Con recordar su tarea formativa, durante años, con las divisiones menores del Club Atlético Ayacucho basta y sobra para elevarlo al podio de los elegidos.

No tenemos un bien más preciado en nuestra vida que un hijo. Bien tranquilos podían estar los padres de los pequeños jugadores que por sus manos pasaban. A la reprimenda por la insolencia le seguía la palabra dulce, sabia, tratando de corregir y de dejar enseñanza.

El 'Tata' con la 8ª divisíon del Club Atlético Ayacucho en la cancha del Sindicato Municipal (1998)

Con toda su bondad, 'Tata' iba a buscar domicilio por domicilio a sus jugadores para el entrenamiento devolviéndolos personalmente en sus casas finalizado el mismo, ejerciendo esa tarea vital en la infancia y que no todos los padres parecen tener claro: acompañar.

'Tata' conjugó en una sola persona todo aquello que los formadores debe tener: Comprensión, bondad, paciencia, humildad y con la DIVERSIÓN como lema fundamental para todo aquel niño que estuvo a sus órdenes.

Su tarea como entrenador de divisiones menores comenzó con los chicos del barrio "Padre Gallo". Tras ganar un encuentro de Escuelitas con ese equipo al resto de clubes de Ayacucho, el Club Atlético Ayacucho posa sus ojos en él y con 'Tata' parten hacia la entidad albirroja jugadores surgidos en ese barrio como Lisandro 'Fido' Vargas (su nieto), Pablo Salituri, el recordado Bruno Hardie y Jorge Maciel entre otros.


Primera división del club Atlético Independiente a mediados de la década del '60. Abajo, con la pelota, el 'Tata'

Fanático de River Plate, su trayectoria futbolística siempre estuvo ligada al Club Atlético Independiente de nuestra ciudad en donde fue un muy buen volante por izquierda que conocía 'todas las mañas' del puesto y al que, por tal motivo, era muy difícil marcar. Terminó su carrera jugando de número seis y sus buenas actuaciones lo llevaron, en su momento, a representar a nuestro seleccionado en donde también se destacó.

 Rubén 'Tata' Vargas (arriba, 3º desde la derecha) con la selección ayacuchense en 1972

Finalizada su carrera deportiva y con la pasión por el fútbol intacta comenzó con la tarea de formar jugadores en el Barrio "Padre Gallo" y posteriormente en el Club Atlético Ayacucho, institución en la que permaneció por muchos años. Lamentablemente su otra pasión, el cigarrillo, le acarreó problemas cardíacos que lo obligaron a alejarse de esa actividad que tanto amaba.

Quiso Dios que el querido 'Tata' recibiera en vida, el pasado 15 de Diciembre de 2013, un merecidísimo reconocimiento por parte del Club Atlético Ayacucho a su trayectoria en la entidad albirroja formando jugadores y hombres de bien.

Santiago Sutil le entrega un presente al 'Tata el pasado 15/12/13. Foto gentileza "El Picadito web"

Fanático de River Plate, en el plano laboral podemos mencionar que trabajó por años en "Rectificaciones Padín" y en el último tramo de su vida se desempeñó como sereno en el residencial "San Carlos", en donde seguramente se lo va a extrañar al igual que en el resto de una comunidad que lo respetaba y apreciaba por sus grandes cualidades humanas.

Vaya una oración en su memoria y cristiana resignación a sus familiares y amigos.