lunes, 4 de junio de 2018

Los cien años del Club Defensores de Ayacucho [1918-2018] 1ª parte

Intenso era el frío reinante en nuestro país en Junio de 1918. A tal punto, que el 22 de ese mes en un hecho totalmente inusual, una gran nevada caía sobre la ciudad de Buenos Aires. En aquella ocasión cayeron ocho centímetros. Los periodistas de la época calificaron el fenómeno como "una nieve auténtica, una nieve europea".

Esa ola de frío no fue impedimento para que un grupo de jóvenes futboleros de nuestra ciudad se reunieran el sábado 1º de Junio de ese año, en las dependencias inferiores de la casa de don Antonio Oyarzábal, situada en la calle Aristóbulo del Valle entre Rivadavia y Mitre y, entre mate y mate, resolvieron formar un equipo de fútbol,

Si bien no hay documentación respaldatoria que pueda dar una reseña exacta de quienes estuvieron entre sus primeros socios, se puede decir que entre ellos figuraban Francisco e Ignacio Oyarzábal, Hernán Manuel y Atilio E. Naveyra, Gerardo Etchecopar, José Cristiani, Juan J. Peralta, Luis Orfila, Carlos Giménez, Alberto Masounave, Eduardo y Juan Etchegoyen, entre otros.

Sin dudas que habrá habido muchos más que integraron aquellos primeros grupos de la institución, pero no habiendo datos certeros, vaya en nombre de todos un especial reconocimiento a la labor realizada en pos de esta iniciativa.

Luego de la fundación del club, y con el fin de obtener fondos para el desarrollo de la actividad futbolística, los iniciadores del mismo, pensaron en realizar una velada teatral en el antiguo Teatro Landó. Esta idea fue enseguida aceptada por algunas mujeres, entre ellas Celia Naveyra, y las señoritas Oyarzábal y Villanueva, que colaboraron activamente para llevar a cabo el espectáculo. Por su parte, estas últimas nombradas fueron quienes hicieron la primera bandera que tuvo el club.

Comisión Directiva del año 1926 ("Acción Socialista", domingo 31/01/26)

La obra en el Teatro Landó

La velada teatral prevista por el grupo de entusiasmados jóvenes se llevó a cabo en el Teatro Landó, en donde fue puesta en escena la obra “Los tres gorriones”, por un cuadro de aficionados. Completaban la función otros números artísticos, entre los cuales se pueden citar las canciones que interpretaron los jóvenes Hernán Naveyra y Francisco Uribarri.

Dicho espectáculo fue todo un éxito en la sociedad ayacuchense de entonces, tanto en lo que se refiere a la concurrencia del público, como en la satisfacción de sus organizadores, que si bien no obtuvieron grandes ganancias, fueron ampliamente reconocidos por este evento.

Con esos pocos pesos reunidos en la ocasión se pudo llegar a comprar el primer juego de prendas del equipo de fútbol, cuyas camisetas eran blancas, con una franja azul, que les permitió empezar a participar deportivamente en los torneos de aquel entonces.

Desde aquellos días, hasta los actuales mucho ha sido lo que deportivamente ha desarrollado y desempeñado el club Defensores, con aciertos y errores que para nada han amilanado sus principios, obtenidos con orgullo y esfuerzo.

Las primeras sedes

En un principio los precursores del club Defensores se reunían en casas particulares, hasta que se hizo imprescindible y necesario contar con un campo deportivo para realizar las prácticas del fútbol y una sede social en donde pudiese funcionar la institución.

La primera sede que tuvo la institución fue en 1923, un local alquilado en la calle 9 de Julio, entre 25 de Mayo y Sáenz Peña. Por ese entonces, la carencia de materiales fue suplida por el aporte desinteresado de quienes se esforzaban por llevar adelante la entidad.

Por los años '30 los adherentes al club eran numerosos, haciéndose necesario ampliar las instalaciones y brindar algo más a sus asociados, por lo que la Comisión Directiva decide en Agosto de 1932, alquilar el salón del Teatro Landó y la casa contigua, donde se instala la sede social y se habilita el salón-teatro para las tertulias y fiestas que se organizan.

En 1924 se alquiló un terreno en donde se instaló la cancha de fútbol, muy modesta por cierto. Más adelante, en el año 1927, se trasladó el campo de juego a un terreno más amplio, hasta que en 1930 se instaló la cancha en la manzana que ocupó por muchos años, hasta que se estableció el field único, transfiriendo las instalaciones a la recientemente formada Liga Ayacuchense de Fútbol (Belgrano y España).

La mansión Solanet

En 1938 la Comisión Directiva trató la posibilidad de concretar la compra de una sede que fuera acorde a las múltiples realizaciones que se llevaban a cabo tanto en lo social, como en la faz deportiva. Pero el desembolso de una fuerte suma de dinero y la posibilidad de compra de un magnífico edificio, hizo que primeramente se debiera contar con la correspondiente Personería Jurídica.

Este proyecto fue sometido a una Asamblea Extraordinaria, el 30 de Agosto de 1938, en donde se puso a consideración el Estatuto Social, el cual fue aprobado como la gestión de la Personería y la compra de la sede social.

Merced al empeño del entonces Presidente de la entidad, Sr. José A. Vulcano, se concreta la compra de un inmueble bien conocido por todos los ayacuchenses. Se trataba de la mansión ubicada en la calle Aristóbulo del Valle 673 (hoy 1337), y que fuera propiedad del Dr. Pedro Solanet y su familia. Finalmente, luego de largos estudios y consultas, con el dinero con que se contaba se pudo trasladar la sede a esta casa que ofrecía el espacio y comodidad anhelados y la que alberga hasta el día de hoy a todos los socios y simpatizantes del tricolor.

Conjunto Filodramático del Club Defensores (1930)

En ocasión de cumplirse el 1º de Junio de 1943 las Bodas de Plata, la entidad de calle A. del Valle editó un folleto en el cual reseñó los antecedentes de la vida del club y destacaba su vida cultural: "El Club Defensores con la modernización de su sede, puede brindar en su escenario espectáculos musicales, de teatro y bailes. Espectáculos de la más cotizada categoría que se conocen, logrando con ello el concurso definido del público, que gusta del ambiente cultamente familiar y social que distingue toda reunión".

Afiche anunciando las romerías de 1962

Al club, entre los que más tiempo lo presidieron, se destacan los señores Camilo Meas y José A. Vulcano en nueve y seis períodos respectivamente, y además los señores Juan Yartheguy, Francisco Poderoso, Hernán Manuel Naveyra, José A. Cordonnier, Juan Souza, Osvaldo Alem Pesolano, Francisco E. Cerri, Carlos Franzoni, Edgardo Poderoso, Güerino Baldini, Héctor Oscar Portela y otros.

Cena aniversario (década del '60)

Cena 50º Aniversario 'Bodas de Oro' (Junio de 1968)


Cena 76º Aniversario (Junio de 1994)

Cena de directivos y ex jugadores del club

La coqueta sede social de la institución es testigo de inolvidables noches al compás de las orquestas que amenizaban las veladas de antaño. ¿Cuántas parejas se habrán formado en ese salón que sigue recibiendo a nuestra juventud? Esas paredes conservan gran parte de nuestra memoria pueblerina, y son clara muestra que un club formado para jugar al fútbol excedió ese cometido y echó profundas raíces en nuestra sociedad.

Baile en el salón de fiestas del club (2016)

Vista actual del Salón de Fiestas

Si bien Defensores se gesta como un “team de fútbol”, el tiempo lo ha convertido en verdadero espacio de encuentro que involucra a muchos vecinos de la ciudad. Como todo club, tiene una función social inigualable: allí se experimentan la participación, el compromiso, el respeto, la confianza en uno mismo y el compañerismo, valores que un ser humano proyecta a lo largo de toda su vida. Por ello, esta institución siempre se ha ofrendado en beneficio de la comunidad con su actividad socio-cultural y deportiva realizando diferentes tareas por el bien común: reuniones sociales, encuentros comunitarios, realización de bailes y peñas, así como la adhesión y activa participación en las diferentes ediciones de la Fiesta del Ternero.

Erika Gigena, aspirante del club para la 45ª edición de la Fiesta Nacional del Ternero y Día de la Yerra (2017)

Los deportes del club

Básquetbol

A lo largo de la historia diversas disciplinas deportivas han ayudado a la grandeza de la institución. Un club que en su génesis tiene al deporte como fin primario, encuentra a esta entidad muy arraigada en la sociedad ayacuchense también desde lo social. Si bien el deporte principal del club lo constituye el fútbol, desde su fundación, la década del 40' marca el comienzo del básquetbol en Defensores.

El frente de la sede es utilizado como cancha abierta en donde una multitud de simpatizantes se daban cita (fundamentalmente en las noches veraniegas) a ver un deporte que en Ayacucho competía con el fútbol 'mano a mano' su popularidad. Muchos de los jugadores del club que jugaban en la primera división al fútbol, también defendían al tricolor jugando al básquet.

Partido amistoso de básquetbol en la cancha ubicada frente a la sede social (fines de la década del 50').
Un jugador de Quilmes de Mar del Plata lanza un libre (desde abajo), de fondo se observa la casona que fuera la vivienda del Dr. José Antonio Barbieri, por años Intendente Municipal.

Grandes jugadores conformaron aquellos planteles, desde 'Chiquito' Sau emblemático jugador defensorista, podemos mencionar también a 'Rodilla' Aguiar, Nicolás 'Tito' Galera, Ricardo Tiano, 'Cacho' Lúquez, 'Chocha' Raccioppi, 'Gallego' Santamarina, Horacio 'Pete' Crocci, y tantos otros que defendieron la camiseta de tres colores.

Artículo del diario "La Verdad" (sábado 08/04/67)

Haciendo un poco de historia, el básquet llega a nuestra ciudad en 1938 de la mano de un empleado proveniente de Bs. As. que vino a trabajar en la vieja Usina. Comenzó a tomar arraigo en memorables campeonatos barriales, hasta que en 1952 se crea la Asociación de Básquet y con ello la competencia organizada, los clubes que estructuran sus planteles y el "boom" de un deporte que era seguido por una multitud de ayacuchenses.

Defensores encuentra en el Ateneo Estrada de Néstor 'Coco' Milloc el rival clásico. Ningún partido concitaba más atención que el lance entre 'tricolores' y 'papales'. Un Defensores-Estrada, en la cancha del Cicles, en las décadas de los 50' y 60', era sinónimo de un lleno total.

Estrada tenía en Milloc un baluarte al que secundaban jugadores como 'Rafa' Peralta, 'Cabito' Póo, 'Beco' Iturralde y los hermanos Augé. Pero todos los equipos presentaban poderosas formaciones con jugadores de real valía y así en Obras Sanitarias se destacaban Ángel Otermin y Campos; 'Chichín' Simonetti, Pagella, Allende y los hermanos Cabarrou lo hacían en Independiente; Caligiuri, Bassano y los hermanos Beguerie en Sarmiento; Parola, Desiderio y los hermanos Oillataguerre en Atlético, etc.

Finalizada esa etapa, el querido y recordado 'Cacho' Oillataguerre, vecino del barrio, es quien se hace cargo del básquet del club y pasan por sus manos gran cantidad de jugadores, muchos de ellos llegarían a defender la tricolor en primera división.

Plantel de Minibásquet (mediados de los 70')

Parados (izq. a der.): Carlos 'Cacho' Oillataguerre, Sergio Arbillaga, 'Negro' Blanco, Mariano Oillataguerre, 'Chichilo' Echavarría, sin datos, Hugo Nelli, Gabriel Elías, Carlos Iturralde, Luis Coronel, 'Garelo' Garay, Augusto Vigoroux y Valentín Cermelo (DT)

'Cacho' Oillataguerre realizó una gran tarea en el básquet formativo del tricolor y muchos de esos niños que pasaron por sus manos llegaron a jugar en primera división representando al club. Luego de un impasse en la actividad, a comienzos de 1985 un hombre de la casa, el 'Flaco' Carlos Vega, acepta el cargo de DT y se comienza a gestar el plantel de básquet para esa temporada. Esteban Burgueños, integrante de aquella plantilla nos agrega más información: "Era 1985 y Marcelo 'Pastel' Fuentes me dijo que armaba un equipo en Defensores. Nosotros habíamos jugado juntos en el Ateneo Estrada y la competencia sería contra rivales de Tandil. El 'Flaco' Vega era nuestro DT y nuestro goleador Daniel 'Ataulfo' Sánchez. Yo era suplente en ese equipo y la única condición que puse era juntarnos a comer los viernes (risas). A ese equipo 'Pastelito' lo había armado con jugadores provenientes de diversos clubes y en la foto falta otro integrante: Mario Rosatto. Nuestros rivales fueron Atlético (de Ayacucho), Jorge Newbery, Barrio Metalúrgico, Unicén, Base Aérea y Unión y Progreso, todos de Tandil. Se jugaba de local y de visitante y nosotros utilizábamos para nuestra localía la cancha del Club Atlético Sarmiento".

Plantel de 1ª división del Club Defensores en 1985

A comienzos de la década del '90 la actividad basquetbolística fue decreciendo en nuestra ciudad. Defensores y el resto de los clubes no fueron ajenos a este fenómeno. La aparición en todo el país de las canchas de "Fútbol 5" conspiró en contra de un deporte apasionante, así como el auge creciente del voleibol luego de las grandes campañas de la Selección Argentina, de la mano de su DT coreano Young Wan Sohn -fallecido en 2012-, y quien guió a nuestro seleccionado a conseguir la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Voleibol Masculino de 1982 celebrado en Buenos Aires.

Algo similar se había producido en los '80 con la masiva construcción de canchas de bowling sobre superficies destinadas a jugar al básquetbol. Ese fue un duro golpe que este deporte pudo soportar. Lo sucedido dos décadas después fue el tiro de gracia con el que también se hirió de muerte a los recuerdos de tantos ayacuchenses que vivieron noches de gloria en torno a una cancha de básquet y a una pelota de color naranja.

Bowling

El Bowling tiene una riquísima y larga historia y es actualmente uno de los deportes más populares del mundo. El antropólogo británico Sir Flinders Petrie, descubrió en la década del '30 una colección de objetos en la tumba de un niño en Egipto que parecía ser una forma primitiva de bolos. Si estaba en lo cierto, entonces este juego remonta sus orígenes a 3.200 antes de Cristo.

Bastante tiempo después, década del '50, el juego llega a nuestro país donde inmediatamente prende en la gente y los primeros antecedentes en nuestra ciudad datan de comienzos de la década del '70 en el Club Atlético Ayacucho en donde se construyeron las primeras canchas. La actividad se extendió aproximadamente por una década y el club de calle Mitre vivió el apogeo de este deporte en Ayacucho, llegando a tener cuatro canchas en su gimnasio cerrado. La actividad sufre un parate hasta aproximadamente 1984, en donde en el Salón de Fiestas del tricolor se construyen dos canchas que concitaban la atención de los aficionados ayacuchenses.

Cientos de jugadores disfrutaron grandes noches de bowling en la sede de calle A. del Valle, en donde grandes torneos también se dieron cita. Por mencionar solo uno, aquel "Torneo de 12 horas" ganado por ganado por Héctor 'Flaco' Vicente y el recordado 'Patón' Loscalzo.

Bowling en la sede del club (mediados de los '80)

La actividad entró en receso, Defensores desarmó sus canchas a finales de 1987, las que encontraron su destino en una vivienda particular de calle Rivadavia y con ello una disciplina deportiva con muchos adeptos debería esperar al nuevo milenio para volver a practicarse en Ayacucho.

Karate

El karate también está presente en Defensores como una disciplina deportiva que irrumpió con fuerza en nuestra ciudad. Fue a mediados de los 80' cuando de Tandil llegó el Profesor Luis Gallo, quien creó en el club la escuela de karate "Shan Ryu".

Escuela de Karate "Shan Ryu", club Defensores, mediados de los '80

Daniel Simoné, uno de aquellos alumnos, nos cuenta "con el levantamiento de la intervención a los partidos políticos, la U.C.R. local nos cedió un espacio físico para que practicáramos y así fueron los comienzos. Poco después nos trasladamos a Defensores en donde éramos aproximadamente 30 alumnos y llegamos a participar en un torneo en Paraguay representando a la escuela que funcionaba en el club. Con el tiempo la escuela dejó el club Defensores para trasladarse al C.E.F. Nº 32".

Aquella semilla plantada por el Prof. Luis Gallo caería en suelo fértil. Con el tiempo otro de aquellos alumnos iniciales, el Maestro Miguel Basualdo, tomaría la posta y retorna al club con esta actividad en 2003 con la escuela "Di Meglio Sport Ju Jitsu", la que continúa hasta la actualidad funcionando los días martes y jueves.


Desde su comienzo a la fecha ha participado en diferentes competencias deportivas tanto a nivel nacional como internacional, en las que se destacan 8 Mundiales en diferentes sedes entre ellas Sudáfrica 2002, Brasil 2004, Argentina 2006, Brasil 2012, Polonia 2015, Brasil 2016 e Italia 2017.

Integrantes de la escuela "Di Meglio Sport Ju Jitsu"

La Escuela trabaja con, aproximadamente, 30 alumnos de diferentes edades y ambos sexos, abarcando así a toda gente que quiera realizar esta disciplina, que incluye la posibilidad de realizar un entrenamiento recreativo, competitivo y defensa personal.

Gimnasia deportiva

El grupo "Kamikaze", su historia

Si un grupo de gimnasia deportiva se ha mantenido en el tiempo, ha logrado un nombre de prestigio en la región y está directamente ligada a la historia del deporte tricolor, todo remite a un nombre: KAMIKAZE.

Más allá del significado del término en japonés ("viento divino") y de lo que hemos estudiado, y recordamos, acerca de aquellos pilotos suicidas japoneses que en la Segunda Guerra Mundial tripulaban aviones con explosivos con el que se lanzaban contra objetivos rivales, hay una acepción al término ("Persona que se juega la vida realizando una acción temeraria") que bien podría aplicarse al mentor del grupo: el Profesor José Alberto Pintos -h-.

Si bien la gimnasia deportiva jamás puso en peligro la vida de nuestro amigo "Quico", decir "Kamikaze" es decir "Quico" y viceversa. Una historia que comienza en 1989 en el Club Defensores con este profesor de Educación Física, recién recibido, impartiendo clases de gimnasia deportiva con 5 alumnas en la primera clase, 30 en el primer mes y 90 alumnas al finalizar el año.

Permanece en el club Defensores hasta 1991 año en que, por razones de infraestructura, debe mudarse al C.E.F. Nº 32 (con dos profesores a cargo "Quico" y Nélida Cisneros Barrios) y vuelta a empezar. Ese año marca el comienzo de las exhibiciones anuales con equipos invitados de la región: Tres Arroyos, Tandil, Maipú, General Belgrano, Mar del Plata, Balcarce, etc.

Todo prosigue así hasta 1995, año en que se implementan las pretemporadas fuera de Ayacucho, las que se realizaron ininterrumpidamente hasta 2011. Las mismas se llevaron a cabo en ciudades como Rauch, Olavarría, General Belgrano, Mar del Plata, Tandil, Miramar, Necochea, y fuera de nuestra provincia, en Santa Rosa (La Pampa).

Mil novecientos noventa y cinco también marca un mojón en la historia de "Kamikaze" pues por primera vez un equipo representativo del grupo se hace presente en los Torneos Juveniles Bonaerenses (TJB) en donde se obtiene un 7º puesto y el comienzo de una participación continua en ese evento tan pródigo en logros y medallas para el grupo.

Llega en 1997 la primera medalla obtenida (plata) en TJB y el comienzo de un romance con el medallero que continua hasta hoy. Al año siguiente llega la primera, y ansiada, medalla de oro en TJB (menores colegial masculino) y la obtención de un viaje a Villa Carlos Paz, Córdoba. Es también en 1998 en donde "Kamikaze" participa por primera vez en una competencia organizada por la Federación Bonaerense, coronando para nuestra ciudad a dos campeonas provinciales en el nivel inferior.

El premio a la dedicación y el esfuerzo también se hace presente en 1999 en donde se consiguen 4 medallas de oro por equipos y con ello la obtención de un viaje a Madrid, España, y otro a San Martín de los Andes, Neuquén. Además, el grupo obtiene el trofeo de más valor en sus vitrinas: la medalla de "Fair Play" entregada por la organización de los juegos (entre 50.000 participantes) al grupo que presentara el mejor comportamiento.

La cosecha '99 sigue brindando conquistas con una Campeona Provincial y 3 gimnastas clasificadas al Nacional de Bariloche en donde las tres se consagran Campeonas Nacionales. Sobre fin de año Elisa Doumecq logra para las huestes de "Quico" la primera Rosa de Oro. Luego le sucederían Belén Doumecq, Florencia Torres, Catalina Derdoy y Emilia Gianoli, ambas también consagradas anteriormente "Revelación de Oro".

Emilia Gianoli, Rosa de Oro 2016, una de las 'joyas' del grupo "Kamikaze"

En el año 2000 siguen los logros en TJB con medallas de oro y viajes (nunca abonados por la organización) y la primera participación en la Federación Bonaerense Masculina.

Al año siguiente este equipo de entusiastas sufriría uno de los reveses más crueles. Un trágico 1° de Octubre de 2001, día en el que el C.E.F. Nº 32 sufre el derrumbe del gimnasio Nº 4 de la institución (temporal y ráfagas de viento de más de 120 km/h), lugar físico en donde entrenaba "Kamikaze", y también la destrucción de gran parte del material que utilizaba el grupo.

Vuelta a empezar por tercera vez...

Los años posteriores marcan una continua y cargada agenda de exhibiciones, pretemporadas, participaciones en torneos provinciales, y nacionales dentro de la Federación, además de continuas presencias en TJB donde siempre estuvieron abonados a medallas y logros.

El ansiado retorno a casa...

El año 2009 marca el retorno de "Kamikaze", por cambios dirigenciales, al Club Defensores para convertirse, posteriormente, en Escuela Municipal de Gimnasia Artística. Un grupo que se había gestado en el club, un genuino producto defensorista, retornaba luego de varios años y un nuevo comienzo. El cuarto.

Continuan los logros y las participaciones en TJB, se incorporan las exhibiciones deportivo-culturales con todas las disciplinas deportivas de Ayacucho que se han ido sumando y que siempre acompañan, así hasta el día de hoy.

En Octubre de 2017 "Kamikaze", representando al Club Defensores de Ayacucho, es el único equipo argentino de gimnasia artística invitado al prestigioso Torneo Internacional "Ariana Orrego Gymnastic Cup" que tuviera como sede la ciudad de Lima, Perú, y en donde participaran Dolores Etchepare en nivel 3, Constanza Najurieta en nivel 4 y Emilia Gianoli en nivel 8 (niveles de Estados Unidos). Los profesores que acompañaron a la delegación fueron Nadia Suárez y Claudio Gens.

Afiche del torneo realizado en Lima, Perú, en 2017

Treinta fructíferos años de existencia. Ya comenzaron la actividad los hijos de aquellos primeros gimnastas como un momento de suma alegría, contrapuesta con la tristeza de haber tenido que despedir a ex-alumnos que han partido en su viaje a la eternidad.

Que mejor que sea "Quico" quien en breves palabras nos reseñe estos años de fecunda labor: "podemos resumir diciendo que más de 2.000 chicas y chicos de Ayacucho tuvieron la oportunidad y el agrado de pertenecer a "Kamikaze". Muchos de los padres de esos alumnos colaboraron y trabajaron para que siempre estuviéramos bien preparados; muchas medallas de todo color por TJB, la Federación Provincial y la Confederación Nacional; gimnastas preseleccionadas para grupos de elite a futuro; exhibiciones compartidas con gimnastas rusos, daneses, argentinos de Selección; y lo más preciado, el amor fraterno y mutuo entre ellos y yo, que quedara en el recuerdo eterno y que no hay estadística que lo muestre".


Esta es la historia de un hacedor, y de tantas voluntades que colaboraron con él y un grupo de gimnastas, orgullo de Ayacucho, y de un club en el cual se ha convertido -con sobrados méritos- en una de sus principales disciplinas deportivas.

continúa aquí













domingo, 3 de junio de 2018

Los cien años del Club Defensores de Ayacucho [1918-2018] 2ª parte

El fútbol tricolor

En la primera parte de esta reseña repasamos los inicios de la institución, su arraigo en nuestra sociedad y algunas de las muchas disciplinas deportivas que el club tuvo a lo largo de su historia.

No podemos dejar de lado una premisa fundamental: Defensores nace como un club de fútbol, y como tal es un pedazo grande de la historia deportiva de la ciudad, y de nuestro fútbol en particular.

Desde aquellos primeros Campeonatos; desde aquel resonante 1 a 0, con gol de ‘El Negro’ Aiello a Ferrocarril Sud de Tandil, que le valió conseguir la “Copa Pozzo” de visitante en 1930 a este tricolor de hoy, compitiendo en la Zona Norte de la Unión Regional Deportiva 2018, con otros apellidos, quizás sin el "lustre" que le otorga la historia y el amarillo de las páginas, pero con el respeto ganado en años de memorables contiendas de las que fue protagonista junto a su gente.

Aún antes de aquel 1 de Junio de 1918, los fundadores del Club Defensores tuvieron como prioridad formar un 'team' de fútbol. Por tal motivo, era imperioso conseguir un campo deportivo en donde practicar y fue así que en 1924 se alquiló un terreno en donde se instaló una precaria cancha, la que en 1927 se trasladó a un terreno más amplio y con más comodidades.

"La Voz de Ayacucho", jueves 8 de Mayo de 1924

Allí comenzó a transcurrir la historia hasta el domingo 19 de Abril de 1931, fecha en que inaugura su propia cancha, ubicada en la manzana que actualmente ocupa la Escuela Nacional y en el que, anteriormente, funcionara el "Prado Español".

Aquel deporte introducido por los ingleses había "pegado fuerte" en nuestra ciudad, y una camiseta comenzaba a tejer en tres colores una historia repleta de anhelos, rica en logros, y una una pasión inclaudicable por el equipo naciente.

El primer campeón de nuestro fútbol

Le cabe al tricolor el honor de ser el primer campeón de nuestro fútbol en la era profesional (a partir de 1932) logrando el bicampeonato 1932/1933 con un fútbol de alta escuela.

Club Defensores de Ayacucho (1932) primer campeón oficial de la Asociación de Foot Ball Ayacuchense
Crédito de foto: La Verdad Digital - O.M.A.

Parados (izq. a der.): Luis Pavacich, José Contino, Alberto Casas, Pedro Flematti, Edgardo Poderoso y Ángel Robles
Hincados (izq. a der.): Héctor Aiello, José Aiello, Pedro ‘Chileno’ Barraza, Alberto Belacín y Luis Aiello. La mascota era el niño Bruno Varrettone.    

NOTA: Esta imagen, captada y publicada por el semanario “Piropos”, corresponde al partido final en donde Defensores vence a Independiente por 1 a 0 con gol de José Contino.

En aquel equipo destacaba la figura del delantero, de origen mendocino, Pedro 'Chileno' Barraza [1899-1965], quien había llegado al club cinco años antes y que, a pesar de los años transcurridos, ha quedado su nombre grabado a fuego como uno de los mejores jugadores de nuestra historia futbolera.

Pedro 'Chileno' Barraza

Si bien era nativo de Mendoza, Pedro 'El Grande' había llegado proveniente desde la República de Chile hacia 1926 y mostró su excelso fútbol con la casaca defensoril hasta comienzos de la década del '40. Alejado de la práctica activa del fútbol se lo recuerda por su labor de canchero de la vieja cancha de la Liga y trabajando en el Cementerio de nuestra ciudad. 

Una entrevista realizada en 1958 por el semanario local "Mundo mejor" nos brinda mejores detalles de la vida de un jugador que fuera decisivo para ese primer logro del tricolor en los albores del fútbol profesional.

Aquel equipo campeón tenía como figura excluyente a un habilidoso como Pedro Barraza, pero también destacaban la firmeza en la zaga de Emilio Carloni y un delantero punzante como 'Tito' Aiello. Vence en la final 1 a 0 a Independiente con un polémico gol de José Contino y consigue, con la base de aquel equipo, el bicampeonato en 1933.

Club Defensores de Ayacucho (Campeón del Torneo Oficial 1933)

Parados (izq. a der.): J. Fernández (linesman), Abel Pavacich, Francisco Poderoso, Gotardo Flematti, R. 'Poroto' Belacín, Antonio 'Negro' Casas y José Contino
Hincados (izq. a der.): Aramis Eugui, 'Ducho' García, Pedro 'Chileno' Barraza, José 'Negro' Aiello, Héctor 'Torino' Aiello y Juan 'Lechón' Ulacia

Doce años tendrían que transcurrir hasta sumar un nuevo trofeo en las vitrinas defensoristas. Fue en 1945 y bajo la batuta de José Sosa en la dirección técnica que el tricolor obtenía un lauro muy festejado. En ese lapso de tiempo Independiente se había erigido en el gran dominador de nuestro fútbol con 7 campeonatos en 12 años, y era el momento de poner "la casa en orden".

Club Defensores de Ayacucho (Campeón del Torneo Oficial 1945)

Parados (izq. a der.): 'Tito' Aiello (delegado), Ángel Losinno, 'Rubio' Michelena, Juan Carlos 'Choclo' Chinicola, Lirio Losinno, 'Pelado' Traiani, Otto Carloni y José Sosa (DT)
Hincados (izq. a der.): 'Pocho' Pavacich y 'Toto' Pessolano (colaboradores), 'Ñato' Cabrera, Abel 'Tolo' Teruggi, 'Chichín' Aiello, Bruno 'Gringo' Varretone y Antonio Fais

Los años venideros serían prósperos en conquistas. Al título de 1945 se le sumarían los logros de 1947, 1949, 1951, 1953, 1954, 1960 y luego... la sequía... 
Dieciocho años sin campeonar...

Artículo del diario "La Verdad" haciendo alusión al polémico Campeonato de 1960

Ni el más escéptico de los aficionados tricolores podía avisorar que luego del torneo de 1960 deberían pasar 18 años para volver a conquistar el máximo lauro en los torneos locales. 

El Sarmiento de los '60 todo lo arrasó. Su contundente hegemonía la marcan los 16 campeonatos obtenidos en forma consecutiva (1961-1976), marca histórica e irrepetible en nuestro fútbol. Los subcampeonatos de 1967 y 1969 hicieron ilusionar a los defensoristas en que se podía cortar aquella seguidilla rojinegra, pero se llegó hasta la final en ambos casos y no se obtuvo el objetivo tan esperado.

También aquel gran equipo de Defensores en 1970, que corta una racha sarmientista de 33 partidos sin conocer la derrota, hizo creer a más de uno que con la nueva década se rompería el maleficio. No fue así.

El recordado 'Tuta' Vitral comenzaría a moldear allá por 1976 un equipo en el que se empezaban a mezclar veteranía y jóvenes que había acercado al club otro defensorista de ley: Juan Fernando Amodeo. Juan llevó de su barrio, que era ‘La Feria’, muchísimos jugadores como ‘Timingo’ Irigoyen, ‘Tero’ y ‘Gato’ Aguirre, el ‘Gordo’ Vesce, ‘Yimi’ Antonelli, Eduardo Pereyra, ‘Meme’ y Carlitos Burgos, ‘Patán’ Liuzzi, ‘Chocolate‘ y ‘Ñoca’ Scerbo, entre otros, que poblaron sus inferiores y años después obtuvieron el ansiado título venciendo en la final a Independiente por 2 goles a 1. El milagro fue posible en 1978. Solo habían pasado 18 años.

Club Defensores de Ayacucho (Campeón del Torneo Oficial 1978)

Parados (izq. a der.): Oscar Díaz, Juan Amodeo (DT), Julio Pasarín, 'Patán' Liuzzi, 'Rana' Langhi, Carlos Canónica, 'Yimi' Antonelli, Jacinto 'Chileno' Barraza y Luciano Ceverio
Hincados (izq. a der.): 'Cholito' Membrilla, 'Meme' Burgos, 'Timingo' Irigoyen, Jorge Martínez, Abel 'Gallina' Escudero, Francisco 'Gordo' Vesce, José Luis 'Chato' Eloiza, Eduardo Pereyra, Carlos Tomaso y Aníbal Alonso (AC)

Como premio al plantel, la comisión directiva consiguió un partido en nuestra ciudad contra un equipo de AFA. El 15 de Febrero de 1979 el Club Atlético Vélez Sarsfield se presentaba en nuestra ciudad en un hecho significativo para nuestro público y en particular para la falange tricolor.

La base de aquel Defensores campeón 1978 le daría, dos años después, una nueva conquista a los simpatizantes defensoristas. Un integrante de aquel plantel, Carlos Canónica, nos recuerda la final en donde se venció a Estudiantes por 2 a 1: "En 1980 la final fue dramática, fuimos todo el Campeonato ‘palo a palo’ con Estudiantes que tenía un ‘cuadrazo’, llegamos a la última fecha empatados y de seguir el resultado volvíamos a jugar el domingo siguiente; faltando 2 minutos penal para Defensores y se paró el ‘Chato’ Eloiza frente a la pelota. Muchos no querían ni mirar, algunos de daban vuelta, un suspenso terrible, patea el ‘Chato’ y gol, éramos campeones y mientras tardábamos en reaccionar el ‘Chato’ que nos gritaba ¡Vengan, abrácenme, que los acaba de salvar papá!".

Raúl Scerbo y Julio Pasarín encabezan la vuelta olímpica en 1980

La palabra "Campeonato" no dejaba de sobrevolar por calle A. Del Valle. Solo cuatro años pasarían para que Ángel 'Pocho' Guisande, con Juan Carlos 'Curucho' Cángaro como preparador físico, tomaran la conducción técnica del equipo para la temporada 1984. La sapiencia de este "viejo zorro" empieza a delinear un equipo sólido, bien balanceado, con gente de experiencia que traería un nuevo trofeo a las vitrinas de calle A. del Valle.

Con una zaga de jerarquía (Hugo Ciganda y Abel 'Gallina' Escudero) se comienza a cimentar un equipo duro, compacto que en mitad de cancha tenía en Julio Pasarín un "veterano" que trajinaba escoltado por un gran proyecto como era 'Quico' Pintos y la sapiencia de Darío Pires Correia, y arriba dos "repatriados" desde Tandil (los ayacuchenses Eduardo 'Lalo' Mato y el 'Tortita' Daniel González), ambos ofreciendo la cuota de gol siempre necesaria en un equipo con aspiraciones a cosas importantes.

Fue precisamente Daniel González el autor del solitario gol de la final ante Estudiantes y en el firmamento tricolor brilla la estrella Nº 12. Defensores es nuevamente campeón.

Club Defensores de Ayacucho (Campeón del Torneo Oficial 1984)

Parados (izq. a der.): Hugo Ciganda, Julio Pasarín, José 'Quico' Pintos, Abel 'Gallina' Escudero, Luciano Ceverio, Jorge Martínez, Ricardo 'Neco' Díaz, 'Turco' Mustafá, Eduardo 'Lalo' Mato y Ángel 'Pocho' Guisande (DT)
Hincados (izq. a der.): Julio 'Chorizo' Roldán, Héctor Portela, Rubén Darío Pires Correia, Daniel 'Tortita' González, Carlos Erreguerena, 'Poroto' Hermida, Daniel Cano y 'Chiquito' Ibáñez (AC)

.Los años siguientes verían coronarse a Juventud Unida en dos oportunidades (1985 y 1987), al Ateneo Estrada en 1986 y el bicampeonato de Atlético en 1988/1989. Había llegado la hora de buscar una figura de la casa, un querido ex jugador quien le diera muchas alegrías dentro de la cancha y que con el tiempo también se las brindaría desde afuera.

Nos referimos a Julio Aníbal Pasarín, el popular 'Julinho', quien conforma un verdadero "equipazo" que obtendría el tricampeonato 1991/1992/1993 con un fútbol sólido y se convierte en un claro dominador de nuestros torneos en los comienzos de la década.

Un equipo que 'mordía' en toda la cancha, bien apuntalado desde el arco con la seguridad que otorgaba Esteban Isasi, una defensa firme, con experiencia, un mediocampo poblado de "todo terrenos" (Arrayago, Pintos, Malvestitti, etc.) y un trío ofensivo (Díaz-Milloc-Iturralde) que le complicaba la tarde a cualquier defensa.

Fue aquel equipo de Pasarín de los más sólidos y contundentes que uno recuerde en los últimos años de la escena local de nuestro fútbol y producto de aquellos logros el tricolor adquiere el derecho a jugar en 1992 el Campeonato Regional de Clubes Campeones de Liga y en 1993 es nuestro representante en el Torneo del Interior

Club Defensores de Ayacucho (Tricampeón del Torneo Oficial 1991/1992/1993)

Parados (izq. a der.): Julio Aníbal Pasarín (DT), Rubén Darío Pires Correia, Julián Malvestitti, Claudio Martín Arrayago, Rubén Andraca, Esteban Leonardo Isasi y Omar Iturralde.
Hincados (izq. a der.): Juan Cruz Albano (mascota), Oscar Alfredo Díaz, Juan Victoriano Iturralde, José Alberto Pintos, Bruno Cabadas (mascota), Marcelo Scerbo y Pablo Daniel Milloc.

José 'Quico' Pintos, Darío Pires Correia y Oscar Díaz, baluartes del tricampeón 91/92/93

Los años venideros establecerían la superioridad de Sarmiento en cuanto al predominio de nuestra competencia y la imperiosa necesidad de un nuevo formato de torneos con la implementación de los Torneos Interligas de 2003 y 2004 con equipos de Rauch y Las Flores. Solo los subcampeonatos de 2004 y 2005 'despabilarían' a los simpatizantes tricolores.

En 2007, y en el marco de la conformación de la Unión Transitoria de Ligas, (denominada Unión Regional Deportiva a partir de 2010 cuando se incorporan los equipos de Benito Juárez) integrada por equipos de Ayacucho, Tandil y Rauch, el Club Defensores se fusiona con el Club Atlético Ayacucho con el objetivo de hacerle frente al aspecto deportivo y económico de esta nueva competencia. Lo imposible se había hecho realidad. Dos rivales, otrora irreconciliables, unían sus fuerzas en pos de un logro deportivo para nuestra ciudad. Y ese hermoso gesto tuvo su recompensa.

La temporada 2010 no sería una más, ya que de la mano de otro hombre de la casa (Darío Pires Correia) la fusión Atlético/Defensores se consagra campeón de la Unión Regional Deportiva. Esto marcaría un hecho histórico para nuestro fútbol. Por un lado, llegan a la final anual dos equipos de Ayacucho (la fusión Atlético-Defensores que el 19 de Diciembre de 2010 derrota 5 a 4 -por penales- a Sarmiento en la final del torneo) y por otro ver por primera vez un campeón ayacuchense, cortando con la hegemonía de los conjuntos tandilenses en este certamen.

Atlético/Defensores Campeón de la Unión Regional Deportiva 2010

Parados (izq. a der.): Juan Pablo Etcheverry, Marcos Arrayago, Nicolás Barrutia, Manuel Ceverio, Martín Viere, Juan Ignacio Pereyra, Lucio Esteberena, Diego Marcelo Díaz, Santiago Traiani, Claudio Gens, Mariano Montalivet y Marcos Torres
Hincados (izq. a der.): Darío Pires Correia (DT), Alejandro Atela, Claudio Antonuccio, Esteban Ocaño, Javier Vesce, Federico Arca, Fausto Piastrellini y Claudio Arrayago

A fines de 2010, y tras la obtención del título, se disuelve la fusión con el Club Atlético Ayacucho. Tal vez algún dirigente recordó aquella célebre frase de Napoleón Bonaparte: "Más vale tener un enemigo conocido que un amigo a la fuerza" y la alegría por el título obtenido en poco tiempo se esfumó.

Vuelta a empezar.

Comienza 2011 y es necesario determinar quien será el representante ayacuchense en el Torneo del Interior: ¿Atlético? ¿Defensores? El azar, mediante un método muy cuestionado en su momento, se vestiría de rojo, blanco y negro. Defensores clasificaba mediante sorteo de quiniela al TDI 2011.


La campaña en la Zona 58 del TDI 2011 no fue buena y Defensores quedó eliminado en primera ronda, pero lo que preocupaba a su dirigencia era la necesidad de reorganizar el fútbol del club. Lenta y paulatinamente se fueron conformando los planteles de las diversas categorías que compiten en la U.R.D. y hoy, siete años después, el trabajo realizado en la cantera tricolor es motivo de orgullo para su afición. No puede dejarse de lado un dato no menor en la historia deportiva del club. Una meta ampliamente anhelada por la falange defensoril como el hecho de acceder a la cancha propia, objetivo que se vio cristalizado el sábado 29 de Abril de 2017, con la inauguración del nuevo predio tricolor ubicado en calle Güemes y su intersección con la avenida Tiburcio Bavio.

Un hermoso escenario deportivo que cobija y alberga a los seguidores de una entidad con una rica historia detrás, y con ansias de superación de cara al futuro en la gente que comanda sus destinos.

El recorrido va llegando a su fin. El presente nos muestra a Defensores compitiendo en la Unión Regional Deportiva 2018, con todas las divisionales exigidas, con un trabajo a largo plazo en donde se prioriza los jugadores formados en el club, con la satisfacción que brinda un predio recientemente estrenado y la consolidación de un proyecto que fue necesario elaborar luego de la disolución de la fusión con Atlético, a finales de 2010.

Club Defensores de Ayacucho participante de la U.R.D. 2018 (Crédito de foto: Ayacucho al Día)

Parados (izq. a der.): Ulises Colavita, Pablo Liuzzi, Alan Lezcano, Bruno Arca, Fabián Rodríguez, José Ullúa, Agustín Peña y Marcos Torres
Hincados (izq. a der.): Santiago Taborda, Franco Pérez, Adrián Guevara, Esteban Ocaño, Juan Pedro Missón y Walter Guzmán

El fútbol menor

El fútbol infantil es otro motivo de orgullo de la entidad tricolor, en donde es siempre es animador de la Unión Regional Deportiva con todas las divisiones que conforman el fútbol menor. Desde 2014 estas categorías utilizan el predio de Av. Bavio y Güemes en donde, con mucho esfuerzo, la institución ha ido ambientándolo para que los futuros cracks tricolores tengan todas las comodidades necesarias para la práctica del más popular de los deportes.

La gran labor que realiza desde 2011 (año en que se disuelve la fusión con el Club Atlético) con el fútbol infantil es reconocida en la región con los exitosos encuentros de "Escuelita" que realiza habitualmente en su predio, así como también el protagonismo que siempre tiene Defensores en las categorías menores de la Unión Regional Deportiva (URD).

Séptima división tricolor en el año 2016 (Clase 2002)

El profesor Luis Ilarregui, conjuntamente con Matías Aguiló tienen a su cargo la Escuelita de Fútbol Infantil de la entidad desde categoría Jardín hasta las clases 2011 y 2012, en tanto Leonardo Ríos y Santiago Taborda son los responsables de las categorías 2008/2009 y 2010.
Las restantes categorías están así dirigidas:
5ª división: Marcos Torres - Juan Rodríguez
6ª división: José Alberto Pintos (h) - Jorge Esteberena
7ª y 8ª división: Mariano Broggi - Justo Pintos
9ª y 10ª división: Esteban Ocaño - Mario Rojo

Este es un breve y simple repaso a una rica historia futbolera, trenzada en mil tardes de alegrías y sinsabores. Una semblanza que nos recuerda a tantos defensoristas de ley encarnados en las legendarias figuras de Aníbal Alonso, 'Tuta' Vitral, los Aiello, los Barraza, Contino, Tomaso, Pires Correia, Ciganda, Gourriet, Escudero, los Pasarín y tantos otros apellidos de jugadores que dejaron lo mejor al defender la casaca de Defensores, club que nutrió a las selecciones ayacuchenses (tanto la mayor como la juvenil) de jugadores producidos en la cantera, esa que sigue dando frutos y se proyecta al futuro.

Palmarés

* Campeón en 15 ocasiones del campeonato local: (1932 / 1933 / 1945 / 1947 / 1949 / 1951 / 1953 / 1954 / 1960 / 1978 / 1980 / 1984 / 1991 / 1992 y 1993)

* Campeón de la Unión Regional Deportiva 2010 (fusionado con el Club Atlético Ayacucho)

Participación en Torneos Federales

* Torneo del Interior 1993/1994 (Región Bonaerense - Zona H)
* Torneo del Interior 2008 (Zona 44)  -fusionado con el Club Atlético Ayacucho-
* Torneo del Interior 2009 (Zona 68)  -fusionado con el Club Atlético Ayacucho-
* Torneo del Interior 2010 (Zona 62)  -fusionado con el Club Atlético Ayacucho-
* Torneo del Interior 2011 (Zona 58)
* Torneo del Interior 2012 (Zona 12)
* Torneo del Interior 2013 (Zona 78)
* Torneo del Interior 2014 (Zona 18)

Esta es una apretada síntesis de la historia de un club que, seguramente, podría ser más extensa, mencionar algún otro deporte que pasó por esta institución, así como a tantos seres anónimos que pusieron sus mejores esfuerzos por una entidad que, hasta la actualidad, ha seguido proyectándose en nuestra comunidad, como una de las entidades pioneras en lo deportivo, social y cultural. Afortunadamente, esta costumbre la siguen desarrollando los actuales dirigentes de este club que festeja el 1 de Junio de 2018 sus cien años de vida, con orgullo, tesón y esfuerzo permanente, en pos de ideales comunes a todos los ayacuchenses.


¡¡Salud pueblo tricolor y Feliz Centenario!!

Comisión Directiva actual

Presidente: José Alberto Pintos -h-
Vicepresidente 1º: Pedro Abel Missón
Vicepresidente 2º: Oscar Alfredo Díaz
Secretario: Rubén Darío Pires Correia
Prosecretario: Pablo Casaux
Secretario de actas: Miriam Perea
Tesorero: Néstor Alejandro Corvalán
Protesorero: Marta Zingariello
Vocales titulares: Marcos Torres, Mario Rojo, Juan Carlos Rodríguez, Sergio Arbillaga, Fabián Rodríguez, Alicia Grimaldi, Graciela Manterola y Olga Figueroa
Vocales suplentes: Abel Liuzzi, Marcos Arrayago, Fabricio Ozafrán, José Giangiobbe, Claudio Gens, Nadia Suárez, Valeria Lisarriturri y Cristian Taborda
Revisores de cuentas: Esteban Ralli, Claudio Arrayago y Jorge Esteberena

Bibliografía y fuentes consultadas:

* Diario "La Verdad"
* Página web "Ayacucho al Día"
* Diario "Acción Socialista" (1926)
* Periódico "La Voz de Ayacucho" (1924)
* Museo Histórico Regional (Sección archivo)
* Suplemento “Sport/7” del semanario “Calle/7”
* ¡Qué tiempos aquellos! (libro de José Alberto Pintos)
* Nuestro fútbol -Orígenes del fútbol en Ayacucho- (libro de Diego Martín Castaño)

* Un agradecimiento a quienes brindaron su testimonio y, especialmente al Presidente de la entidad, Sr. José Alberto Pintos -h-, por su valioso aporte, sin el cual no hubiese sido posible este artículo.



sábado, 31 de marzo de 2018

Club Sportivo Nacional (1931)

La denominación a un club con el nombre de “Nacional” era, a comienzos de 1900, una típica "respuesta criolla" al dominio que por aquellos años ostentaban los ingleses en el incipiente fútbol sudamericano.

No es extraño por esa circunstancia encontrar un club llamado Nacional en Paraguay, otro en Ecuador, uno en Colombia -Atlético Nacional- y el más laureado de todos: el glorioso Club Nacional de Football de Uruguay con 46 campeonatos uruguayos (11 en la era amateur), tres Copas Intercontinentales (1971, 1980 y 1988), tres Copas Libertadores de América (1971, 1980 y 1988), dos Copas Interamericanas (1972 y 1989) y una Recopa Sudamericana obtenida en 1989.

Seguramente las conquistas del 'tricolor' uruguayo iniciadas en 1902 con el primer Campeonato para sus vitrinas inspiraron a nuestra gente quien, como puede apreciarse en el artículo de abajo, forman el club "Nacional" para competir con sus pares de nuestra ciudad.

Diario "El Porvenir", domingo 7 de Noviembre de 1920

Pocos datos más podemos aportar de la efímera vida del "Nacional" ayacuchense. Consultados los diarios de época en los años posteriores no vuelve a hacerse mención a este club hasta siete meses después para ya no volver a tener noticias de él.

Diario "El Porvenir", jueves 2 de Junio de 1921

Es recién una década después, el 20 de Junio de 1931, cuando el nombre "Nacional" vuelve a sonar en el ambiente futbolístico local, al fundarse ese día el Club Sportivo Nacional, entidad que contaba con sede social ubicada en calle Sáenz Peña 593 de nuestra ciudad y que usaba camiseta a bastones verticales celestes y blancos, similar a la casaca del Racing Club de Avellaneda.

Nota dirigida por el Club Sportivo Nacional al Presidente de la Comisión Pro-Corso 1933

Consultado ese libro de referencia que es "¡Qué tiempos aquellos!", de nuestro querido y recordado amigo José Pintos, en su página 112, nos aporta datos de suma importancia sobre los orígenes de este club: "A principios de la década del '30 llegaron trasladados a nuestra ciudad los señores Sosa y Biasco para ejercer las jefaturas de Teléfonos y Correos, respectivamente. Estas personas eran amantes del deporte, y al venir de centros más importantes poseían mucho conocimiento y no tardaron en reunirse y fundar Sportivo Nacional, que comenzó a disputar desafíos y amistosos en 1930-1931 contra los clubes ya existentes en la ciudad. En 1932, al crearse nuestra Liga, participó en los Torneos de ese año y el siguiente con el nombre de Racing, hasta su disolución por traslado de ambos jefes".

Diario "La Voz de Ayacucho", jueves 23 de Junio de 1932

Esta es la breve historia de uno de los tantos clubes que forjaron nuestro fútbol. Quedan diseminados por el camino otros menos conocidos que también aportaron a estos hechos como Huracán, Juventud Tracción, Obras Sanitarias, El Porvenir, Sportivo Firpo, El Globo, Argentinos, Progreso, Ayacucho Foot Ball Club, Comercio, etc. y que hoy son solo un bello recuerdo.



sábado, 16 de diciembre de 2017

El 'Loco' Rosales (cuento)

El 'Loco' Rosales era un personaje de los pagos de Udaquiola. Hijo de padre ferroviario, anclaron en ese lugar, como destino de Jefe de Estación de su padre. el 'Tigre' Rosales.

El 'loco' tenia tres hermanos más: Horacio, Darío y la Norma que bailaba la cumbia como nadie, y su minifalda setentona era mas corta que el 30 Junio a la tarde..

El 'Loco' siempre fue bravo, medio solitario, y su pasión, creo yo, la pelota. Vivía frente a la cancha de fútbol de Udaquiola. Su pegada con la zurda era temible, y el 'loco' te tiraba a matar...

Podría contar varias historias, de amor y pasión. Se pegó un tiro en en la 'verija' una vez (por amor decían) pero no. También el 'loco' era bueno pa' la cerveza. Veintidós había tomado un día en el boliche de los Caveda. "Pará que meo", decía, y le daba a otra de litro.

El 'loco' siempre andaba calzado, un 38 largo, y por supuesto ser amigo de él era un privilegio, conveniencia y sabiduría. Andando con el 'loco', nadie se atrevía, a nada. Es más, otro grande de Udaquiola, el 'Negro' Sosa, un negro verdadero ché, a tal punto que los 'blanquitos' Forio, le preguntábamos a nuestra madre: "¿por qué ese hombre era negro?".

Bueno, el 'Negro' Sosa era más bueno que la compota, pero tenía fama de boxeador y, quizás por eso, o por otra cosa, el 'loco' Rosales lo sacó de su tranquilidad hasta que al final se armó la rosca... Tremenda trompada del 'Loco' en la mandíbula del 'Negro', que quedó desmayado por quince minutos, ahí nomás el pleito se había terminado...

Otra vez, había baile en lo de Pita ("La Armonía") ahí íbamos los de Udaquiola, en general unos 15 o 20. Los más mentaos en sus coches, porque no cualquiera en la noche y por la tierra, los locos Campos, varios... el Roque y su Ford F100, el 'loco' Oyhamburu y su Jeep, (el cual otra vez lo había volcado por una apuesta en la puertas del club). Uno de los mas seriecitos, el 'Cogote' Novillo (con él viajaban los Lapolla, Teruggi y Landa)..

Antonio Zétola con su Fiat 600, y mi amigo José Acosta que tenia un Ford T que era un lujo, ahí fuimos al bailongo. El 'Loco' Rosales con nosotros, todo fue muy tranquilo y normal.

A la salida del bailongo, ya a punto de amanecer, el 'Loco'  Rosales le dice a Zétola (el del 600), "te juego 500 pesos que llegamos primero a Udaquiola nosotros con el Ford T". Antonio, lo miró al 'loco', y tanteo, qué carajo estaba tramando...

El 'Loco', le dice: "bueno, una sola cosa, danos cinco minutos de ventaja". Antonio le responde: "Loco, les doy 15 minutos", "de ningún modo" dice el 'loco', "cinco minutos y a poner los quinientos pesos".

Cabe acotar aquí que el Boliche de Pita estaba a unas 5 o 6 leguas de Udaquiola, y un solo camino obviamente de tierra y bastante malo (como ahora). El asunto es que cuando nos sentamos en el Ford T, José le dice al 'loco': "vos estás mamao... ¿cómo mierda voy hacer para no dejarlo pasar hasta Udaquiola, con esta porquería?. El 'loco' muy tranquilo le dice: "vos mirá pa' delante nomás y eso corre por cuenta mía".

Y largamos en punta como lo pactado, varios autos nos pasaron hasta que, el Fiat 600 muy distinguido por andar un solo faro se puso a la cola del Ford T, así transcurrió un par de metros la cosa hasta que el 600 se puso a la altura de la puerta trasera del Ford T tratando de pasar. Fue en ese entonces que el 'Loco' Rosales, 'peló' el 38 largo y le metió un tiro en el paragolpe que largó un chispazo y un fogonazo, más una atronadora estampida. 

Tanto José como yo nos habíamos 'cagao encima' creo...

Se preguntará como terminó la cosa...

Y sí... llegamos a Udaquiola y el amigo Antonio el del Fiat 600, se había quedado en el camino, esperando se hiciera de día. Entonces ahí llegó, estaba pálido y se bajó como que algo le había hecho mal. Claro... el 'loco' Rosales con sus quinientos pesos y la apuesta ganada.....

Udaquiola... aquellos tiempos...

(mi agradecimiento al autor de este cuento, Adolfo Forio Tellechea, por autorizarme la publicación del mismo y, de esa manera, poder compartirlo con todos ustedes. Si bien el mismo no es un cuento de fútbol, el mismo trata sobre quien fuera un reconocido jugador de Estudiantes de Ayacucho y la selección de nuestra ciudad. Gracias Adolfo!!)

martes, 25 de julio de 2017

A la cancha con papá (cuento)


Desde muy chico fui a la cancha con mi viejo, los primeros recuerdos los tengo en 9 de Julio. 

Cuando comenzaba la tarde hasta que llegaba la noche, todas las categorías infantiles del club San Martín, ahí estábamos firmes con el viejo, él arropado con el gamulán; yo, con mis infaltables pantalones de corderoy y mi pullover de plush.

Luego, en Chivilcoy nos hicimos hinchas de Florencio Varela, así se llamaba el club. Todos los domingos decíamos presente y nos ubicábamos al costado de ‘la barra aurinegra’, este equipo se caracterizaba por tener una hinchada un tanto humilde, lo que traducido significaba que todos los contrarios nos gritaran ‘negros villeros’.

Recuerdo tiernamente esos hermosos domingos, sentado en la tribuna entre las piernas de papá, protegiéndome del frío, dándome cariño. Comprándome ineludiblemente la bolsita de girasol y la 'pelotita’ de plástico de jugo de naranja.

En Ayacucho tuvo una etapa de director técnico y, obvio, yo no me perdía ningún partido (hay varias anécdotas al respecto). Luego seguimos yendo juntos, pero él de espectador y yo en la cancha. Ya en casa charlábamos del partido mientras mamá me hacía el nesquik.

 Pedro Algañaraz (1º arriba, a la izq.) director técnico del Club Atlético Ayacucho (1980)

Una vez, jugando para Atlético, enfrentamos a Atlético de Mar del Plata. Fui a disputar la pelota contra un rival y llegué tarde (como casi siempre). El pibe quedó tirado en el piso un rato y de la tribuna se escuchó… Asesino!!! 

Miré hacia donde había venido el grito y lo veo al viejo que se le va encima al que acusaba pidiéndole explicaciones: ¿Cómo le vas a gritar asesino a un pibe de 10 años?

El referí le pidió a nuestro técnico que me cambiara, no me echó porque era amistoso y yo un niño. 

Era la primera vez que me echaban y sentí rabia y orgullo. Esa pavada de sentirse ‘hombre’ ante un acto violento.

Terminó el partido, empatamos uno a uno… yo ya había ganado en la tribuna.
  
Isaías

(mi agradecimiento al autor de este cuento, Isaías Algañaraz, por su autorización para publicar este cuento y poder compartirlo con todos ustedes)