miércoles, 10 de octubre de 2012

Unas líneas a Luciano…


A fines de Agosto pasado se marchó definitivamente Luciano Ceverio. 

La noticia golpeó duramente a nuestra sociedad, en especial a familiares y allegados, pero también a todo el deporte ayacuchense.

Pocos ámbitos le eran desconocidos, la música, las reuniones sociales, la radio, la gente de campo a través de su trabajo de tantos años en la Sociedad Rural de Ayacucho, etc. pero quiero recordarlo desde el deporte, porque eso era él, un deportista por vocación y convicción.

De espíritu inquieto, andariego, ningún deporte le era esquivo y a todos le dedicaba tal vez el rasgo más destacado de su personalidad: la pasión.

Practicó natación, squash, básquetbol, pelota a paleta, paddle, fútbol y tenis deporte que mamó desde chico y con el que alcanzó a dar clases -a comienzos de los ’80- en Ayacucho, Mar del Plata, Villa Gesell y Pinamar a través del COPET (Cuerpo Organizado Profesional de Enseñanza de Tenis) bajo la dirección de Luis Romero, este grupo contaba, además, con Cipriano Calvo, Pedro Hiriart y Gustavo Cabrera como profesores.

Un día de 1982, en el Centro Cultural "Dr. Pedro Solanet", encuentra a los profesores de la institución: Cipriano Calvo, Luis Romero, Pedro Hiriart, Gustavo Cabrera y Luciano Ceverio

En lo que refiere al fútbol comenzó de chico y se enamoró del arco puesto que defendió a lo largo de su carrera y con el que tuvo el orgullo se ser parte de aquel Sarmiento de los 16 campeonatos consecutivos al ser integrante del plantel Campeón de 1975.

Luciano, en la fila superior (1º desde la derecha) posa junto al plantel del Club Atlético Sarmiento campeón del Torneo Oficial de 1974. Esta foto salió publicada en la edición Nº 2884 de la revista "El Gráfico" del 15 de Enero de 1975

Tras su marcha de Sarmiento, es Defensores el club que lo cobija y con el que también campeona en el año 1978, título significativo para la entidad de calle Aristóbulo Del Valle que venía de una ‘sequía’ de 18 años sin títulos, después de aquel polémico campeonato de1960.

Luciano, de buzo negro, celebrando la conquista del Torneo Oficial de 1978 junto al plantel de Defensores

Convocado por la gente de Juventud Unida ataja para la ‘Juve’ durante 1983 y un año después es ‘repatriado’ por Defensores para un ambicioso proyecto de la mano de Ángel ‘Pocho’ Guisande como director técnico.

Una gran campaña del tricolor con gente veterana pero vigente como Hugo Ciganda y ‘Gallina’ Escudero que daban seguridad desde el fondo, el arco bien cuidado por Luciano, sumado a dos grandes delanteros ayacuchenses que residían, y aún lo hacen, en la ciudad de Tandil como lo eran Eduardo ‘Lalo’ Mato y Daniel ‘Tortita’ González conformaban las columnas en las que se apoyaba ese equipo que a la postre sería campeón del Oficial 1984.

Es Daniel González, precisamente, quien conquista el tanto con el que el tricolor derrota en la final a Estudiantes por 1 a 0 el domingo 30 de Diciembre de 1984.

Ricardo 'Neco' Díaz, Abel 'Gallina' Escudero, Hugo Ciganda, 'Quito' Cano y Luciano Ceverio, integrantes del Defensores Campeón de 1984

Este logro, no fue un título más en la carrera de Luciano. Particularmente fue una conquista muy celebrada por él y prueba de ello la da la nota que publica el diario "El Atlántico" de Mar del Plata quien, en el suplemento especial que le dedica al título de Defensores en su edición del lunes 14 de Enero de 1985 y que esto dice: "Es lógico que me sienta contento y feliz por el logro obtenido -comenzó diciendo Luciano Ceverio a “El Atlántico”-; pero más allá de eso, está la forma en que se obtuvo y eso es lo que vale en realidad. Tenemos que analizar el gran trabajo realizado semanalmente y ver lo importante que es, para darnos cuenta que de no hacerlo pecaríamos de cómodos.
Hemos buscado permanentemente una línea de juego, sabiendo cuando se debe poner en práctica; hemos tratado por todos los medios de lograr un equipo competitivo y un grupo de personas que luchan por el mismo fin” manifestó ante nuestra requisitoria.
Agregó que "algo importante es saber que uno forma parte de un plantel; donde cualquiera de los 18 o 22 jugadores puede cumplir una función en el momento justo y siempre adecuándose a las circunstancias que el rival plantee".
También apuntó que "hemos experimentado muchas cosas en estos torneos, agregando las razones de dicha obtención” sin dejar de señalar que “siempre de la mano de la experiencia y la sabiduría de una persona enamorada del fútbol, y con quien vale la pena trabajar por la entrega que como persona le hace al fútbol; es difícil encontrar a un D.T. como ‘Pocho’ Guisande".

Luego del paso por Defensores, el Ateneo Estrada logra sus servicios en donde ataja en 1987 sobre el final de su carrera. Fue un gran colaborador de La Fusión Atlético/Defensores que en 2010 obtiene la Unión Regional Deportiva en aquellas recordadas finales contra Sarmiento y tras la disolución de la misma en la actualidad se encontraba trabajando como colaborador de Juan Gómez en el Club Atlético Ayacucho.

El plantel del Club Atlético Ayacucho muestra una bandera recordatoria a Luciano el pasado 15 de Septiembre de 2012

La carrera de Luciano como futbolista y permanente colaborador de nuestros clubes muestra claramente el perfil de alguien que era bienvenido en cualquier institución en donde siempre cosechó amigos y la estima de todos.

Que descanses en paz, Luciano…