miércoles, 2 de marzo de 2011

Ángel Bossio, "La maravilla elástica", en Ayacucho (1929)

Uno de los grandes arqueros que dio el fútbol argentino fue Ángel Bossio, apodado "La maravilla elástica" por el diario Crítica, mote logrado por la plasticidad de sus intervenciones, que asombraban a finales de la década del '20.

Nacido el 5 de Mayo de 1905 en la ciudad de Buenos Aires, de niño había jugado por Talleres de Remedios de Escalada, luego de actuar en la 5ª del América. En su debut le marcaron siete goles. Angelito tenía quince años y no pudo resistir el fracaso y los comentarios de “no sirve para nada”.

Fue a Progresista. Cinco partidos y ¡a Primera! Un sueño realizado y un primer viaje: a Santiago del Estero con un combinado en el que también formaba López, de Banfield a quien, siendo Bosio un pibe, le llevara la valija para que lo hiciera entrar. Después, dos años en Argentinos del Sud, en días de cisma. Allí, en una temporada en que le ejecutaron doce penales, atajó ocho.

Después volvió a Talleres. Allí fue su consagración. Su elección para el seleccionado no se discutió. El fútbol capitalino estaba ya unido. Ángel Bosio era el mejor golero. En Talleres de Remedios de Escalada integró un equipo histórico de la entidad con la que ascendió a Primera División en 1925 y realizó la mejor campaña de su historia en 1930, cuando terminó en la 5º posición.

Integró la selección argentina entre 1927 y 1935 jugando 21 partidos internacionales, y ganando la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928 y el subcampeonato en la Copa Mundial de Fútbol de Uruguay 1930.

Salió también dos veces campeón de América en 1927 y 1929, y es precisamente un 15 de Marzo de ese año, 1929, cuando visita nuestra ciudad para hacer una presentación en la cancha conocida como "Plaza de la Cruz" ó "cancha del Sport".

Una masiva concurrencia acudió a la vieja cancha ubicada en Av. Solanet y Belgrano (actual Terminal de Ómnibus) que debía su nombre a una antigua cruz allí enclavada por un núcleo de Padres Misioneros en 1884 que visitaron este poblado que recién iba despertando con alma de pueblo en formación.

La afamada visita del 'olímpico' Ángel Bossio, se debió al contacto realizado oportunamente por el socio del Sport Club, Sr. Ángel Zeriotti, encargado de la firma "Duhagón y Cía". Fueron precisamente los directivos del equipo ayacuchense quienes hicieron, antes del partido, la presentación de tan distinguida figura del fútbol nacional.

Años después, en 1933, ya en la era del fútbol profesional en Argentina, este magnífico arquero fue adquirido por River Plate, para el que jugó en las temporadas 1933, 1934 y 1935.

Falleció en la ciudad que lo vio nacer el 31 de Agosto de 1978.

Fuentes consultadas:
* Wikipedia
* Sitio web (Oficial) de la A.F.A.
* Página web http://talleresdeescalada.blogspot.com
* Libro "Nuestro fútbol" del periodista Diego Martín Castaño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por citar la fuente abrazo, Diego.

Totonet dijo...

Por nada Diego, era lo que correspondía.
Abrazo.